• En un lugar de La Mancha… formidable Don Quijote

    En un lugar de La Mancha… formidable Don Quijote

  • La autocensura del poeta da asco: Laurent Bouisset

    Intercambio de palabras con Laurent Bouisset a propósito de Dévore L’attente Julio C. Palencia Ilustraciones de Anabel Serna Montoya Después de muchos meses de mensajes repetidos, preguntas, saludos, buenos deseos, logramos coincidir él y yo en un lugar de este planeta que cada vez se hace más y más pequeño. Y no es que nosotros(…)

  • La Venus de Coyoacán

    Julio C. Palencia …y desespera comprender que aun la mutilación la haría más bella, como a ciertas estatuas. Eduardo Lizalde Nadie ha entrado en un conflicto diplomático por ella. Y tampoco turcos y franceses disputaron la primicia de su propiedad o su temprana compra. La Venus de Milo se asoma como en un sueño o(…)

  • Nuestra monja y otras orquídeas

    En un invernadero improvisado, jardín de deseos y orquídeas que prospera a la mirada enternecida de mi hijo, floreció nuestra monja. No es alba, no es Monja Blanca. Es decir, no es lo mismo… pero es igual. Si observas con atención, notarás en el centro de la flor una monja en posición de rezo, de(…)

  • La independencia patria y la libertad de usted. Julio C. Palencia.

    Nuestra independencia, por disparatada e inverosímil, semeja una opereta histórica. Voy en mi caminata diaria. Me acompañan mis propios delirios, autos, ruido, personas, árboles. Casi siempre los mismos rostros y siempre los mismos árboles. Una  palabra da vueltas y vueltas, se agazapa y establece su parapeto, no logro expulsarla. La palabra es independencia, concepto anclado(…)

  • El puente roto del espíritu humano: imaginación y creatividad

    La imaginación es más importante que el conocimiento ya que el conocimiento está limitado a lo que sabemos y entendemos, mientras que la imaginación abraza el mundo entero e incluye todo lo que falta por comprenderse y conocerse. Albert Einstein Julio C. Palencia Aunque la educación elemental y básica es gratuita, obligatoria y laica por(…)

  • El reino de la metáfora: ciencia y poesía.

    Julio C. Palencia …mientras la metáfora brinca jadeante, estúpida mascota amaestrada.   Ciencia y poesía son los extremos del tenso arco de la realidad. De uso cotidiano, común y hasta involuntario, la más afamada de las figuras literarias, la metáfora, habita y reina en la frontera misma de la interacción entre mundo exterior y cerebro1,(…)

Señor de las plumas verdes

Señor de las plumas verdes

Julio C. Palencia Señor de las plumas verdes verdes verdes: no sólo del invasor sino también de los tuyos y de ti mismo debías de protegerte.  

La primera maravilla

La primera maravilla

Julio C. Palencia La mujer es la primera maravilla. Sin ella secos serían los días y nada valdría la pena.  

De flores que vuelan

De flores que vuelan

Julio C. Palencia Para no ver como se marchitan las flores, cultiva mariposas; se alejan en un sendero multicolor de la tarde empedrada, cuando llueve. Las mariposas así son eternas en su efímera ida a ninguna parte. Luz que quiere mostrarse, delgado prisma que vuela. Cae del cielo esa saliva que preña y planta su(…)

Cátulo 109

Cátulo 109

Versión de Julio C. Palencia Prometes, vida mía, que este nuestro amor será hermoso y duradero. Dios, que su promesa sea cierta y su corazón pronuncie las palabras de este pacto nuestro.  

Patria de tragedias

Patria de tragedias

Julio C. Palencia De casa y calle labradas en el pecho a pie va tu niño sombrío a cantar las glorias inexistentes de una patria de tragedias repetidas.  

Obsidianas y jades de luz

Obsidianas y jades de luz

Obsidianas y jades de luz Julio C. Palencia Era la tarde amenaza de lluvia al salir de su casa. A partir de una mala salud y por recomendación médica, había decidido practicar yoga. Pocas horas a la semana fueron suficientes para afectar positivamente su hipertensión, la cual comenzó a ceder sin grandes protagonismos. Primero se estabilizó(…)

Yo tuve un girasol por hermana y todo un sol en casa

Yo tuve un girasol por hermana y todo un sol en casa

Yo tuve un girasol por hermana y todo un sol en casa Si el campo cada año batalla por empujar su primavera, ¿por qué nosotros no hemos de convertir en triunfo esta derrota? Julio C. Palencia Hay un grupo de mujeres bordadoras que se reúnen todos los domingos en Coyoacán. Es un grupo singular. Tejen(…)

Hombre con cigarro

Hombre con cigarro

Julio C. Palencia Se pasea parsimonioso por la calle la cabeza inclinada como buscando algo hace años perdido con un grueso abrigo que le llega hasta el suelo. Su cabello largo desordenado se organiza en rastas que no esconden la grasa y la suciedad entre sus hebras. La vista siempre hacia abajo el rostro de(…)

Animal furtivo

Animal furtivo

Julio C. Palencia Recógete sopesa tus palabras. No porque tengas buena letra firmes un desfile de palabras huecas. La buena redacción la ortografía y las buenas costumbres no sirven para nada si el costal que eres sólo exuda excremento. Nunca pases por alto el aroma de una flor ni cierres los ojos a la repetida(…)

Se nos vino el llanto

Se nos vino el llanto

Julio C. Palencia Se nos vino el llanto y no supimos que hacer. Se nos llenaron de humedad los ojos, saladas las manos y la boca cayó la oscuridad en nuestros pasos previos. Se nos vino el llanto incontenible la razón nublada hasta la médula tuvimos vergüenza de vernos a los ojos sin el sueño(…)