Tu ausencia

Julio C. Palencia

Ignoré con denuedo todo lo tuyo:
amigos, ropa, zapatos,
libros, tu voz y tu sexo.
¿Cómo imaginar tu ausencia tu mejor fortaleza?