María de Magdala

Julio C. Palencia Acércate María. De otra palabra soy forastero, sediento y sin comida en este paraíso tuyo de Magdala.