El pan nuestro de cada día

Pan caliente por la tarde, pan caliente por la mañana, en dos turnos de panaderos. Intercalado con estos turnos estaba el de los horneros, que laboraban a medio día y a media noche. Los repartidores salían en triciclos, bicicletas de reparto y dos automóviles tan pronto como se contaba el pan para los entregos preestablecidos.(…)