Mudarnos de planeta

Julio C. Palencia

Lo solitario no nos va,
buscamos el pan compartido
el amor a tiempo
la calidez de una sonrisa.
Todo eso se nos da bien…
y todo eso queda cada vez más lejos.
El amor si llega lo hace a destiempo
desde hace mucho nos colgamos un gesto triste o agresivo
y no hay más pan que compartir
en la mesa vacía.
Algo urgente tendremos que hacer,
saciar el hambre confiscando un supermercado
hallar en las montañas de basura algo comestible
expropiar las fronteras que nos mutilan
destruir esa idea que confina a cada quien a sus miserias.
Hacer algo y pronto.
Si nos quedamos quietos
tendremos que mudarnos, cuando menos, de planeta.