Morir en la espera

Julio C. Palencia

Qué dura y bella
la inútil esperanza
que acompaña siempre a los hambrientos,
a los que esperan un imposible milagro
y no morir en la espera.