Madre nuestra

Julio C. Palencia

Santa Tierra,
madre irrenunciable nuestra,
te mantienes preñada,
pariendo y en crianza
al mismo tiempo.