Las matronas

Julio C. Palencia

No, Octavio,
no son putas las palabras: son matronas.
El que chilla, se alquila y se emputece es el poeta.