Hambrientos en el horizonte

Julio C. Palencia

Los hambrientos desaparecen a lo lejos
y en silencio
si acaso alguna vez los vimos.

No leen
ni escriben
la poesía
que acostumbran escribir
y consumir
los que tienen la barriga llena.