El otro es distinto

Julio C. Palencia

El otro es distinto, no vale la pena,
puede morir de hambre
y su estirpe bien puede desaparecer
que nada se pierde.