Comiendo poesía (Eating Poetry). Poema de Mark Strand.

Traducción de Julio C. Palencia

Comiendo poesía
Escurre tinta en las comisuras de mi boca.
No hay felicidad como la mía.
He estado comiendo poesía.La bibliotecaria no cree lo que ve.
Sus ojos lucen tristes
y camina con las manos en los bolsillos.

Los poemas se fueron.
La luz es escasa.
Los perros suben por las escaleras del sótano.

Sus ojos inquietos,
sus blancas piernas arden como leños.
La pobre bibliotecaria comienza a patalear y llora.

No entiende.
Al arrodillarme y lamer su mano,
grita.

Soy un hombre nuevo,
le gruño y ladro
retozo alegre en la penumbra de libros.

 

Eating Poetry
Ink runs from the corners of my mouth.
There is no happiness like mine.
I have been eating poetry.The librarian does not believe what she sees.
Her eyes are sad
and she walks with her hands in her dress.

The poems are gone.
The light is dim.
The dogs are on the basement stairs and coming up.

Their eyeballs roll,
their blond legs burn like brush.
The poor librarian begins to stamp her feet and weep.

She does not understand.
When I get on my knees and lick her hand,
she screams.

I am a new man,
I snarl at her and bark,
I romp with joy in the bookish dark.

 

* Mark Strand (11 de abril de 1934), poeta, ensayista y traductor canadiense-estadounidense. Strand nació en Summerside, Prince Edward Island, Canadá. Sus primeros años los pasó en Norte América y su adolescencia transcurrió en Centro y Sur América.